Es una iniciativa para que las personas dependientes que viven en entornos rurales “puedan envejecer de forma saludable” en su domicilio.

Las personas usuarias cuentan con un receptor de señal acoplado a sus televisiones mediante conexión telefónica que les envía mensajes sobreimpresos relacionados con su salud y seguridad de forma personalizada.

Asimismo, permite establecer un sistema de videoconferencia con los hogares, para comunicarse directamente con ellos y, por ejemplo, poder detectar y corregir un problema dentro del domicilio.

Otro ejemplo más de cómo las Tics pueden paliar las situaciones de dependencia y favorecer la permanencia del mayor en su entorno.

Leer más